jueves, 16 de octubre de 2008

Taller “El Despertar de la Diosa” ofrecido en el CECADE - 10 – oct - 2008 Chihuahua, Mexico.

Este curso se basa en el conocimiento de las diosas presentes en los mitos, su historia, el significado psicológico del arquetipo, la posibilidad de activar su energía y de superar los conflictos que surgen cuando se desequilibra la virtud de cada energía esencial.
• En este siglo han despertado las potencialidades que guardaba la mujer.
• El movimiento feminista, como aconteció con los sindicatos para los trabajadores en general, ha servido para rescatar los valores femeninos.
• La mujer no tiene que imitar al hombre, tiene que ser ella misma y puede encontrar modelos a seguir en las diosas de las mitologías, sobre todo en la Gran Diosa.
• La mujer occidental necesita reestablecer su esencia femenina, marginada por el patriarcalismo. "En la imagen de la Diosa Madre las mujeres de tiempos antiguos encontraron el reflejo de su propia naturaleza femenina más profunda... Hoy en día el antiguo principio femenino está reafirmando su poder. Formado por el sufrimiento e infelicidad provocados por no hacer caso de los valores del Eros (la relación, el sentimiento), los hombres y mujeres se vuelven otra vez hacia la Madre Luna, aunque no por medio de un culto religioso, ni siquiera por un conocimiento de lo que hacen, sino a través de un cambio en la actitud psicológica..., pues hoy se siente como una fuerza psicológica que surge del inconsciente y tiene poder para modelar los destinos de la humanidad", afirma la psicóloga junguiana Esther Harding
• La antropóloga Manuela Dunn Mascetti: "Para las mujeres contemporáneas, las Diosas ya no forman parte de una estructura religiosa y social, sino que existen como arquetipos psicológicos. La Diosa reside en el corazón de toda mujer. Los mitos de lo femenino son un vehículo para la comprensión de los arquetipos que actúan en nuestra psicología y personalidad, pues ellos delinean los modelos psicológicos que nos influyen. Toda mujer siente afinidad hacia una o más Diosas, teniendo en cuenta o combinándose elementos tales como la familia, las circunstancias, las condiciones y la predisposición al cambio. Las experiencias del crecimiento físico y psicológico se registran en el inconsciente colectivo en forma de arquetipos".
• La psicóloga junguiana japonesa Jean Shinoda Bolen: "La mayoría de las mujeres solo hacen suya una estrecha gama de las potencialidades femeninas. El resultado es que las "diosas" que ellas se niegan a reconocer dentro de sí se toman venganzas en los sueños y otros fenómenos inconscientes, desencadenando instintos dormidos que parecen quedar fuera del control de la mujer... Las potencialidades representadas por los distintos arquetipos femeninos deben ser exploradas por cada mujer hasta entablar entre ellas una relación equilibrada. De lo contrario, sus conflictos mentales elevarán un coro de voces ruidosas e inarmónicas, como si cada diosa vociferara en defensa de su arquetipo, dispuesta a ahogar y acallar las demandas de las demás".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada