martes, 4 de noviembre de 2008

Diosas Interiores: ARTEMISA

Es la mujer que trata a los hombres como si fueran sus hermanos. Gusta de los desafíos y de participar en cosas que le resulten interesantes. Rechaza la vulnerabilidad, no confía fácilmente, le falta calidez y sensibilidad y puede llegar a ser cruel con el hombre que ama si este deja de atraerle y hasta puede tratarlo como si fuera un intruso y hacerle sentir su falta de deseo. Valerosa para enfrentar sus propios miedos y los problemas de la vida, con tendencia a dejarse llevar por la cólera destructiva. Habitualmente inaccesible y en ocasiones despiadada. Admira a los hombres fuertes pero rechaza el machismo. También alude a la mujer independiente y libre que es capaz de ver claramente la realidad tras los enredos. Su intuición es su guía y tiene una total certeza del momento en el cual debe terminar con una relación y dejar el pasado atrás y lo hace sin vacilar y sin sentimentalismo. Da un gran valor al respeto mutuo en las relaciones y cuando esto se ignora suele estallar con violencia. Sus principales cualidades son: estar en su centro y poseer una individualidad fuerte .Para trabajar la ira. Arquetipo interno de Artemisa Independiente y autónoma, espíritu de autoconfianza, con sus propias metas, con sus propias elecciones internas. Es la competencia y el triunfo. La exploración de nuevos territorios. La perseverancia, la voluntad de llegar a la meta. La reformadora. El arquetipo de Artemisa brinda a las mujeres el reflejo de la capacidad de realizar cualquier meta que elijan. No la amilanan los obstáculos, solo hace eso más interesante la cacería del objetivo. Arquetipo de Artemisa como la diosa virgen Puede sentirse completa en sí misma sin la necesidad de completarse con un hombre. Las mujeres con arquetipo Artemisa pueden trabajar a la par del hombre, sin la necesidad de ser aprobadas por él. No necesita ser la "señora de" para sentirse completa. Es independiente y autónoma. Arquetipo de Artemisa como la hermana Las mujeres podían acercarse a ella para recibir su apoyo. Sentimiento de compañerismo con otras mujeres. Este arquetipo puede observarse en las instituciones que existen hoy en día en apoyo a todas las mujeres.
PERFIL PSICOLÓGICO DE ARTEMISA: Vivir como Artemisa en pos de una meta o centrada en el trabajo que tenga significación para ella puede ser muy gratificante. Pero si ella se identifica con la parte destructiva de Artemisa puede causar mucho daño al otro y a ella misma. Estas potencialidades negativas son las siguientes:
DESPRECIO POR LA VULNERABILIDAD: No le gustan los hombres débiles o necesitados de afecto, tampoco se lo tolera a sus hijos. Puede llegar a ser cruel con aquellos a quienes no respeta.
LA CÓLERA DESTRUCTIVA: Ella se enfada en general con los hombres que no la respetan a ella, o con aquellos que ella desvaloriza.. La opción es que la mujer Artemisa se enfrente a su propia capacidad de destrucción. Debe considerarla como una parte de sí misma que debe dominar para no terminar destruyendo sus relaciones ni consumiéndose a sí misma. La humildad es la lección que le devuelve la humanidad. INACCESIBILIDAD: Es importante que escuche lo que le dicen los demás , por su parte éstos deberán esperar a que ella deje de posar su atención en lo que hace para hacer sus reclamos. POCO COMPASIVA : Suele ocurrir cuando juzga a los demás según el patrón blanco - negro. Por lo que es bueno que trate de desarrollar la empatía y la compasión a partir de sus propios golpes y frustraciones.
MANERAS DE DESARROLLARSE Si logramos que se vuelva vulnerable es posible que aprenda a amar y preocuparse por otras personas.
EL MITO DE ATLANTA: Atlanta debía elegir pareja y decidió optar por el hombre que fuera capaz de vencerla en una carrera pedestre. Hipómenes, que era lisiado la amaba con pasión y decidió anotarse y pedir ayuda a Afrodita. Ésta le regaló 3 manzanas de oro, que él usó de la siguiente manera.
Conciencia del paso del tiempo. Él se la echó a los pies de Atlanta al comienzo de la carrera, ella se agachó a recogerla seducida por su brillo, al hacerlo vio su rostro deformado por la esfera y pensó que así sería con el paso del tiempo, y esto la llevó a reflexionar sobre esto.
Conciencia de la importancia del amor: Cuando se detuvo para alcanzarla pensó en su amante muerto, entonces su foco de atención fue el amor y la receptividad.
Instinto de procreación y creatividad: Casi al final la recogió y pensó en que no había cumplido todavía el objetivo de procrear.
ARQUETIPICAMENTE HABLAMOS DE VIRGEN: NO HACEMOS REFERENCIA A LA INICIACIÓN SEXUAL SINO A QUE LA MUJER ES DUEÑA DE SI MISMA, ELLA ELIGE CON QUIEN ESTAR Y CUANDO.

1 comentario: