martes, 20 de enero de 2009

PLATICA LA MARIPOSA POR CHRISTIAN ORTIZ VELARDE


PLOWBOY: Elisabeth, hablemos un momento de la muerte. Basado en su investigación y experiencia, que diría usted que sucede cuando muere una persona?

KÜBLER-ROSS : Existen tres etapas de muerte. La primera ocurre a un nivel físico, la que está ligada a tu consciencia normal y a tu cuerpo..Cuando estas mortalmente herido, en coma o similar y pierdes la conciencia, tu cerebro deja de funcionar. Tu “yo” real emerge de tu cuerpo físico y se traslada al segundo nivel psíquico...como una mariposa emergiendo del capullo. En este punto, tienes lo que yo denomino, “alerta-total”: tu cuerpo siente todo y tú permaneces completamente alerta de todo lo que está sucediendo a tu alrededor. Las personas ciegas pueden decirme aún el color de las corbatas de sus doctores. Una ancianita que había permanecido en coma total, me dijo que la enfermera había dicho “esa vieja........espero que se vaya”. Muchos investigadores han apuntado este tipo de cosas. Después de escuchar acerca de estas experiencias, uno comienza a darse cuenta de que ningún ser humano puede morir solo, por tres razones. Por una cosa, una vez que estás fuera de tu cuerpo físico, el tiempo y el espacio no existen, así que puedes viajar hacia la gente que amas a la velocidad del pensamiento. Segundo, podrás ver a tus familiares y amistades que te precedieron . Los encontrarás, reconocerás y estarás rodeado por mar amor del que puedas imaginarte.

Y esto, es fácilmente verificable. Lo chequé recolectando casos de tragedias en las que un niño seriamente lastimado, recobró la conciencia un tiempo largo después del accidente y en la que otros miembros de su familia fallecieron. Estos jóvenes han narrado sus experiencias acerca de lo que sucedió mientras permanecían inconsciente..diciendo cosas como “Ví a mi Mamá y a Peter esperándome”. Identificando a esas personas quienes habían fallecido.

La tercera razón por la que no puedes morir en soledad, es porque tú tienes un ángel guardián . Este guía espiritual que te ha sido asignado y que te asistirá durante tu vida, tratando por todos los medios de mantenerte en el curso que has escogido durante tu vida. Cuando mueres, te encontrarás con este ángel guardián y experimentarás un reconocimiento instantáneo junto con el más grande amor que jamás hayas sentido.

PLOWBOY: Pero, ¿como puedes científicamente verificar la existencia de estos guías espíritus?

KÜBLER-ROSS: Tú y yo podemos saberlo por experiencia personal, pero en este momento, la ciencia no lo puede verificar...porque nuestros conocimientos tecnológicos no posee aún las herramientas, o lenguaje para manejarlo. Esto no significa que esas cuestiones no sean científicas o verdaderas, pero la realidad es que en este momento, la ciencia está en pañales.

Sin embargo, nuestras capacidades tecnológicas están mejorando, y estoy absolutamente cierta, que en la próxima década, estaremos en posibilidad de fotografiar la energía de la separación de la “mariposa del capullo” - y el punto de contacto entre lo espiritual y lo físico- que sucede durante la muerte.

PLOWBOY : Pero, es posible alcanzar o contactar este nivel sin morir o tener una experiencia similar?

KÜBLER-ROSS: El nivel psíquico puede ser alcanzado, y manipulado por los humanos, pero yo me opongo terminantemente a enseñar tales cosas, incluyendo técnicas que auxiliar a inducir a sí mismo experiencias extra-corporales. con esto no pretendo decir que la energía psíquica sea mala, sino que existen personas que hacen uso indebido de la misma. Yo diría que cualquiera que juega con la energía psíquica, corre un 90% de posibilidades de convertirse en una farsa.

PLOWBOY: Pero, regresemos al tema de la muerte, ¿cuál es la tercera etapa de la muerte ?

KüBLER-ROSS: Al final de la segunda etapa, la persona atraviesa algo que para ella representa una transición hacia el tercer nivel, o nivel espiritual. Ese símbolo puede ser un pasaje de una montaña, el río Ganges, un túnel ...la percepción de cada individuo de la transición será determinada culturalmente. En cualquier rango, al final del túnel o lo que sea, usted verá una luz. Una vez que la has vislumbrado, no tendrás temor de la muerte. Cuando finalmente falleces experimentarás la luz que te dará un inmenso sentimiento de amor y felicidad y completarás tu jornada hacia el nivel espiritual. Este nivel es el Reino de Dios. No puede ser manipulado por algún ser humano.

En ese momento revisas todas las palabras, pensamientos y actos de tu vida y sabes cómo con ellos, afectaste a terceras personas. Aprendes que la suma de tu vida es la consecuencia de cada decisión tomada. Observas si aprendiste las lecciones que prometiste a ti mismo aprender o tal vez debas regresar a la tierra y tratar de nuevo. Ves? No puedes regresar a Dios con las manos sucias, porque tú eres responsable de tus acciones. Por ejemplo, no puedes matar y esperar sentarte a la derecha de Dios en el cielo. Deberás regresar y hacer cosas buenas que sanen tus errores.

PLOWBOY : Elisabeth, no es mi intención negar algo de lo que me dices. –no soy quién para juzgar. Pero parece claro que nuestra discusión se ha tornado hacia las creencias religiosas. ¿Cómo nombras tus puntos de vista religiosos?

KÜBLER-ROSS: Sí, practicando Cristianismo.

PLOWBOY: Lo siento, pero nuca pensé que el Cristianismo toma en cuenta la reencarnación y la guía espiritual.

KÜBLER-ROSS: Sí, la reencarnación fue enseñada durante el Cristianismo durante cientos de años. Su enseñanza estaba eventualmente prohibida por el Primer Consejo Ecuménico, exclusivamente por razones políticas , de hecho, la Biblia hace múltiples referencias a ángeles guardianes.

PLOWBOY: Qué consejo le puedes dar a otras personas?

KÜBLER-ROSS: La única manera de luchar en contra de la negatividad, no es maldecir la oscuridad, porque eso en sí mismo, es negativo, sino ver al Hitler que todos llevamos dentro. La forma de sanar este mundo, es sanarte a ti mismo, de manera que cada vez que tomes una decisión, trates de que sea de mayor importancia o de un mas alto nivel, la que beneficie a un número mayor de personas.

Deja te lo explico de esta forma: Pregunta a ti mismo cada día “si todas las personas vivieran como lo hago yo, sería el mundo un mejor lugar para vivir.


FRACCION.

Entrevista con Elisabeth Kübler-Ross: Sobre la vida, la muerte...y más allá. 16-10-05
Rosa María Vázquez Mellado

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada