lunes, 2 de marzo de 2009

Deméter y Perséfone

Deméter y Perséfone son dos diosas vulnerables que forman parte de la misma historia: Deméter vivía con su hija Perséfone en un mundo casi perfecto, en un estado ideal de armonía y en contacto con la naturaleza, la cual estaba representada por ella misma, como Diosa de Fertilidad. Para ella no existía más que su hija, del mismo modo que para Perséfone el único mundo conocido era su mamá. Pero esta armonía fue quebrada por Hades, el dios de los muertos, quien se enamoró de Perséfone y la raptó para llevarla a vivir con él en el oscuro mundo subterráneo. Cuando Perséfone desapareció, Deméter se volvió loca y la buscó desesperadamente durante muchos años. Cuando finalmente supo dónde estaba, reclamó que su hija le fuera devuelta y, ante la negativa de los dioses, decidió tomar venganza quitando toda la fertilidad de la tierra y convirtiéndola en yerma, oscura y fría.Ante tal desastre, Zeus, dios de dioses que representaba la ley, logró celebrar un pacto con Hades, no sin arduas negociaciones, por el cual Perséfone pasó a vivir seis meses con su madre y seis meses con su marido. Así se creó el ciclo de las estaciones: cuando Perséfone estaba en el mundo subterráneo, Deméter se volvía una madre oscura y fría, dando origen al otoño y al invierno. Cuando su hija regresaba, comenzaba la primavera y luego, el verano.Este mito invita a reflexionar acerca de los vínculos entre madre e hija y muestra con claridad cómo pueden convertirse en una dependencia mutua si no se está dispuesta a crecer y aceptar los cambios.El ciclo de las estaciones que se suceden en un círculo sin principio ni final da idea de que en realidad “la vida nunca termina”, sólo cambia y se renueva. Aceptar estos cambios con sabiduría es la clave para vivir de un modo más saludable y satisfactorio.La Madre Tierra de la mitología griega es el arquetipo de mujer para la cual la principal razón de su vida son sus hijos. Cuando quita el alimento a la tierra y se vuelve oscura, se convierte en una figura que representa a muchas mujeres actuales que sienten que su vida ya no tiene propósito, una vez que sus hijos crecen y dejan el hogar.Jean Shinoda Bolen destaca que “aprender a superar el “síndrome del nido vacío” es una manera de evitar que la diosa “quite el alimento a la tierra y se vuelva oscura” (una metáfora de la depresión). De este modo, en lugar de ser una madre que nutre y da la vida, genera la muerte: la de sus hijos y la suya propia. Es muy importante que las mujeres Deméter encuentren ocupaciones que les permitan seguir generando su alimento, cuando llega esta etapa en sus vidas”.
DE : http://lapalabrachamanica.blogspot.mx/

Saber sanar - relacion madre - hija. cuento medicinal de melissa y sanacion de las relaciones entre madre e hija

Ir a descargar

4 comentarios:

  1. muy interesante tu blog, tome prestado el video...trabajo en Buenos Aires, con el tema de la diosas, sobre el libro de la Dra Bolen.
    saludos...

    ResponderEliminar
  2. tengo entendido q Perséfone fue "condenada" a vivir en ades la mitad del año (según algunos historiadores solo tres meses)a comer una granada q fue fruto de ades,eso no solo demuestra la similitud de la condena hacia la humanidad derivada de el fruto prohibido de eva,sino tambiem la dualidad q tiene todo ciclo...la vida y la muerte,el dia y la noche...etc

    ResponderEliminar
  3. yo en mi colegio en teatro sere demeter al principio no me gustaba pero cuando leí esto si me gusto

    ResponderEliminar
  4. Me gusto la info, detallada y precisa, tome prestada un poco para mis publicaciones acerca delos dioses griegos.

    ResponderEliminar