martes, 28 de abril de 2009

Brujas, Rebelde y Subversivas

Reales o mitológicas, son nuestras predesoras. Perseguidas por permanecer al margen del sistema heteropatriarcal con sus expresiones de una sexualidad libre. Señaladas por la Iglesia como la representación máxima del pecado. Castigadas por desafiar al inicipiente capitalismo transmitiendo sus conocimientos sin derechos de autor y comercializando medicinas libres de patentes. Oponiéndose al rol pasivo y dócil asignado a las mujeres al no conformarse con ser madres y esposas. Sabias, irreverentes, libres...Hoy he descubierto a través de Medeak un conxuro feminista, una invocación para reafirmarnos en nuestra lucha por la igualdad y la libertad. Lo proponen unas compañeras mexicanas llamadas El grito de las brujas. Me he reido un montón y me he identificado con reafirmaciones cotidianas como la de pedir mesa para una. Y el "sin ti, soy yo". ¿Os apuntáis a cantarla alrededor de una hoguera virtual?










Hechizos feministas


INVOCACIÓN:
Por el poder que nos hemos autoconferido, invocamos "a todas nuestras hermanas brujas, las primeras guerrilleras y luchadoras de la resistencia a través de todos los tiempos" y reivindicamos la sabiduría femenina, la maldad femenina, la fealdad, la rareza, la extravagancia, el bizarrismo, la hipertrofia y la multiformidad. Reivindicamos a las mujeres barbudas, a las sucias, a las abuelas con perfume del todo a 100, a las malolientes y hediondas, a la femme fatal de paso firme, a la camionera de pelo en pecho. Reivindicamos los pelos del sobaco y los coños depilados.Reivindicamos nuestro derecho a quemarlo todo, a crearlo todo, a ser las mujeres que nos de la gana, a ser lo que nos de la gana, a inventarnos y reiventarnos una y otra vez. Reivindicamos nuestro derecho a no sentir miedo, a provocar miedo, a subvertir, transgredir, desordenar, desbaratar. Reivindicamos nuestro derecho a desobedecer. Reivindicamos nuestro derecho a equivocarnos, a garabatear nuestro deseo cómo y las veces que nos de la gana, a penetrarnos las orejas, a dildearnos el ombligo, a vender nuestros anos, a manipular nuestros cuerpos -cuerpos que son campos de batalla-, a masturbarnos hasta el infinito. Do it yourself! Reivindicamos el ser antipáticas, el ser amorosas, ser duras como las piedras o blandas como los mocos, firmes como una verga erecta, suaves y resbaladizas como la sangre menstrual.Porque la brujería es rebelión, porque la brujería es poder, porque la brujería es nuestra historia.
¡Porque brujas somos todas!

QUEMA EN LA HOGUERA:





Porque nos convierte en objetos de consumo y mercantiliza nuestras relaciones.¿Qué le decimos al capital?¡Arde, capital, arde!








Porque las mujeres no tenemos patria; somos exiliadas permanentes. Porque no queremos ni patria, ni jefe, ni marido.¿Qué le decimos a la patria?¡Arde, patria, arde!






Porque este sujetador es el símbolo de todos los corsés, constreñimientos, moldes, sujeciones. Porque no somos sujetables y nuestros cuerpos son incontenibles.¿Qué le decimos a los corsés?¡Arde, corsé, arde!






Porque no soy ésa. Porque yo no soy ésta. Porque me aburre, porque me duele, porque no quiero ser la que se amolda a su deseo. Porque sin ti, soy yo.¿Qué le decimos al heteropatriarcado?¡Arde, heteropatriarcado, arde!




Porque tú me quieres pura, porque tú me quieres santa, ¡porque tú me tienes harta!¿Qué le decimos a la virgen santa!¡Arde, virgen santa, arde!

CIERRE "Eres una bruja":
Aunque no lo sepas, eres una bruja. Eres una bruja cuando dices "no", cuando eres valiente, cuando criticas, cuando no te conformas, cuando no consumes, cuando no aceptas, cuando exploras, cuando piensas demasiado, cuando ríes a carcajadas, cuando lloras sin motivo…cuando entras a un bar y pides mesa para una

2 comentarios:

  1. asi es!! que arda cualquier señal de restriccion, limitacion o subordinacion en nuestra contra no importa lo que sea!!!

    ResponderEliminar
  2. Eso no es ser bruja.. y tampoco es Wicca!
    Yo soy Bruja Wicca.. y no soy eso!

    ResponderEliminar