lunes, 28 de septiembre de 2009

Ocho pasos para la mujer que baila con cáncer



Susun Weed
(Eight Steps for A Woman Dancing With Cancer)Traducción de Carmen Valenzuela-Cervantes



Cede. Renuncia. Deja espacio al milagro.
Infórmate. Escucha a tu intuición. Baraja todas las opciones, pero usa sólo las que te parezcan bien.
Acepta apoyo. Rodéate de amigos que te quieran, de música curativa, colores especiales, rezos y afirmaciones. Crea una ceremonia de curación/plenitud e invita a los que te apoyan.
Úntate en los pechos aceites de hierbas curativos como la caléndula, el diente de león o la hierba carmín.
Haz tu dieta lo más sana posible. Usa aceite de oliva y mantequilla ecológicos y descarta las demás grasas. Come más habichuelas y lentejas, y alimentos fermentados como el yogurt, el chucrut, miso, tamari y vinos y cervezas caseras. Añade a tu dieta infusiones de hierbas anti-cáncer y favorables al sistema inmunológico:
-(1) El uso diario de una infusión nutritiva, en especial trébol rojo, raíz de bardana u hojas de violeta.
-(2) El uso diario de vinagres de hierbas frescas, sobre todo acedera, bardana y raíz de diente de león.

-(3) El uso frecuente de sopas bien cocidas que lleven algas (como el kombu o el wakame), la raíz de astrágalo y setas (shiitake, reishi, pedo de lobo)

Haz más ejercicio. Haz yoga o tai chi una vez a la semana. Anda a diario. Recibe un masaje a la semana. Mímate con actividades que te gusten.
Usa medicinas si las necesitas (tamoxifén, quimioterapia, anestesia, analgésicos), pero ten en cuenta el uso breve de una hierba potente como la hierba carmín antes de pasar a los medicamentos y siempre combina estos con hierbas complementarias. Por ejemplo, protégete el hígado con tintura de semillas de cardo mariano.
Sírvete de la radiación y la cirugía si hace falta, pero combínalas siempre con hierbas complementarias y ponles el límite que quieras. No te pueden quitar las glándulas linfáticas si tú te niegas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada