lunes, 19 de octubre de 2009

Sabbat de Samhain



31 de Octubre / 1 de Noviembre
Hemisferio Norte


por Fire Valkyrja




La noche del 31 de Octubre, es el fin del año wiccano.
La palabra "Samhain" se pronuncia SOWIN, y és el día entre el año viejo y el año nuevo, cuando las fronteras entre el mundo físico y el mundo espiritual se abren, facilitando la comunicación entre esos dos mundos. Es un día propicio para practicar adivinaciones de cualquier tipo.
En este periodo rendimos homenaje a los muertos, recordando a nuestros ancestros, parientes y amigos que fallecieron.
También podemos aprovechar para despedirnos de las cosas de las cuales queremos desprendernos (habitos, miedos, etc).
Según la leyenda, la Diosa se despide del Dios Astado que deja el mundo físico y vuelve a la oscuridad, para renacer en Yule (el siguiente sabbath).

El nombre popular de "Día de las Brujas" tiene su origen en la importancia de Samhain para las brujas/os: es una época para reflexionar sobre todas nuestras vivencias, reconociendo nuestros errores, arrepintiéndonos de ellos e intentar corregirlos.

Muchos creen que un individuo, después de su muerte, asiste a la película de su vida entera y que, cuando se arrepiente de sus errores pasados, su alma se purifica y su espíritu se hace más noble. Las brujas-os meditan sobre la muerte en Samhain, pero no como algo que asusta y es sombrío, sino en su aspecto esencial para cualquier ser humano que, quiera purificarse y ser bendecido. Para las brujas-os, toda muerte es un renacimiento.

Samhain no es una época de luto porque nosotros, sabemos que las almas que dejan el mundo físico no mueren para siempre; solo ingresan en el mundo espiritual, que es un plano más elevado que el nuestro. La famosa frase "pasó a mejor vida", no solo es una frase, es también una verdad en la que podemos creer.



La parte Ritual:
El ritual no es ningun misterio. Lo importante es saber cual es el significado de este Sabbath, la ida de lo viejo y la bienvenida a lo nuevo. La despedida del Dios hasta el reencuentro.

Para el Ritual pueden tomar como base las siguientes alternativas:

1) Para el ritual de Samhain vas a necesitar:
• Vela negra.
• Caldero.
• Agua mineral o de fuente.
• Calabaza, manzana o granada
2) Para decorar el Altar:
- Flores y hojas otoñales
- Predomina el color naranja, rojo oscuro, marrón y negro. (prefiero un mantel oscuro para esta ocasión con hojas secas pegadas y alguna calabaza)
- Frutos de la época como manzanas, calabazas
- Caldero (herramienta típicamente femenina) o algo similar.
- Un pequeño plato (o circulo de papel) marcado con una rueda de ocho ejes
(la rueda del año)
Hay que acordarse que en esta ultima cosecha, nos aprovisionamos para la parte oscura del año. La tierra se vuelve fría y yerma, así que los alimentos pasan a guardarse para que no nos falte comida durante el invierno. Podemos ofrendar algunos granos y luego del ritual (en los días subsiguientes) dárselos a los pájaros, para asegurarnos que el alimento nonos falte.
3) Para el festín sencillo:
Las comidas de Samhain consisten en hortalizas, calabazas, manzanas, maíz,
pan de jengibre, vino suave, sidra o jugo de manzanas como bebidas. Los
platos de carne son también apropiados.


Ritual de Samhain
Inicia el ritual trazando el círculo de protección y levantando el altar. Enciende la vela negra y colócala dentro del caldero, rellénalo con un poco de agua hasta que alcance la mitad del largo de la vela. Alrededor del caldero pon las frutas propias de Samhain.
Recita un homenaje a los dioses olvidados y a los muertos con palabras tuyas. Después, inicia la fiesta, sirviendo los alimentos típicos de Samhain.
Cierra el círculo de protección.





Ritual de Samhain
(mas elaborado)
Comenzaremos arreglando el altar, con manzanas, calabazas y otros frutos otoñales, así como también flores, por ejemplo crisantemos. También podemos escribir en un papel un aspecto de nosotros mismos del cuál nos queramos librar, por ejemplo enojo, hábitos perniciosos, una enfermedad, etc. También necesitaremos una herramienta típicamente femenina, como ser un caldero o algo similar. Como última herramienta necesaria, tendremos un pequeño plato marcado con una rueda de ocho ejes (la rueda del año)
Antes de comenzar el ritual, debemos tomarnos unos minutos para meditar y pensar en aquellos que nos precedieron en la vida, en parientes y amigos que ya no están con nosotros. No debemos desesperarnos, ya que abandonaron éste plano por otro mejor. Tenemos que mantener firme en nuestras mentes la idea de que lo físico no es la única realidad, y que las almas no mueren.

Acomodamos todo en el altar, encendemos las velas y trazamos el círculo. Luego, recitamos el Cántico de Invocación e invocamos a la Diosa y al Dios.
Levantamos una de las manzanas y con un cuchillo (el de mango blanco, para los tradicionalistas) limpio, cortamos la fruta. Tomamos unos pedacitos y los ponemos sobre el plato marcado con la rueda.
Levantamos la vara, mirando el altar, y decimos:


En ésta noche de Samhain marco tu pasaje
Rey del Sol, a través del crepúsculo
hacia la Tierra de la Juventud
También marco el pasaje de todos los que se fueron antes,
y de todos los que irán después.
Señora,
Madre Eterna, Tú que haces nacer a los caídos,
enséñame a entender que en los tiempos de mayor oscuridad
está la mayor luz.


Saboreamos los pedacitos de manzana meditando sobre Samhaim.. Luego miramos al símbolo de ocho brazos en el plato: el ciclo del año, el ciclo de las estaciones, el fin y el principio de toda la creación.
Prendemos una vela, o si tenemos el caldero, hacemos un pequeño fuego dentro del mismo. Miramos las llamas, sentados delante de él, y decimos:


Sabia de la Luna Menguante
Diosa de la noche estrellada
Creé éste fuego en Tu caldero
para transformar aquello que me aqueja.
Que las energías se reviertan:
De la oscuridad, luz!
De lo malo, bueno!
De la muerte, vida!


Prendemos el papel en el fuego o la vela y lo echamos dentro. Mientras se quema, tenemos que SABER que lo malo disminuye hasta finalmente desaparecer, dejandonos mientras se consume en los fuegos del Caldero de la Diosa.

Nota: podemos aprovechar en este momento encender las velas; la negra para aquello que deseamos hacer desaparecer y la blanca para pedir aquello que deseamos en el nuevo año)
Si lo deseamos, podemos intentar algún tipo de Adivinación, ya que es un momento perfecto para mirar hacia el pasado o el futuro. Pero hagamos lo que hagamos, debemos dejar a los muertos en paz. Honrémoslos con nuestro recuerdo, pero no los llamemos. Si tenemos algún sentimiento como dolor o pérdida, los debemos dejar ir en las llamas del caldero o la vela.

Podemos realizar algún otro trabajo mágico de ser necesario. Cerramos el círculo.
Las comidas de Samhain consisten en hortalizas, calabazas, manzanas, maíz, pan de jengibre, vino suave, sidra o jugo de manzanas como bebidas. Para quien no es vegetariano, los platos de carne son también apropiados.

Otra cosa que se puede hacer, y que por experiencia puede llegar a ser muy hermoso, es lo siguiente.

Luego que hallamos hecho el ritual, buscamos cintas de colores que simbolicen aquello que queremos sanar (rosado en las relaciones, verde en salud, dorado de dinero, rojo de pasión, marrón para la familia, ect). y las enterramos con clavos de olor en una manzana roja. Luego clavamos un incienso en la parte de arriba de la manzana y esperamos que se consuma.. Cava un agujero en la tierra y coloca primero las cenizas del incienso, y luego la manzana. y entiérrala. Así estarás alimentando a la tierra y estarás dejando tu salud, familia, amor, economía, ect... a tus antepasados y a la Diosa.
Fire Valkyrja

http://www.sendapagana.com.ar
http://www.asatru-argentina.com.ar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada