sábado, 13 de octubre de 2012

AUDIOCUENTO:La gaviota y el pez. “Cuando el enamoramiento te hace cambiar por el otro” Christian Ortiz.


La gaviota y el pez. 
“Cuando el enamoramiento te hace cambiar por el otro” 
Christian Ortiz.



Hace mucho tiempo, una gaviota  y un pez se enamoraron. Esto es muy raro tomando en cuenta que las gaviotas se alimentan de peces, pero los sentimientos son así de raros en ocasiones.
El pez subía cada día hasta la superficie del mar y la gaviota descendía, manteniendo su vuelo  bajo, aleteando muy débilmente. Pasaban horas mirándose a los ojos y jurándose amor eterno. Hasta que un buen día se dieron cuenta de que no podrían cumplir sus promesas, pues vivir juntos era imposible.
Entonces pidieron ayuda a un al espíritu del mar y ese se ofrecio a convertir a la gaviota en pez o al pez en gaviota. Tras pensarlo mucho, decidieron que sería ella quien cambiaría sus alas por escamas. Así se hizo  y los enamorados vivieron felices en el mar unos meses, al cabo de los cuales la gaviota empezó a extrañar la dulce sensación del viento golpeando su cuerpo. El pez entendió que su compañera seguía teniendo de ave el corazón, que de continuar viviendo como algo que no era terminaría siendo infeliz y que a él le hubiese pasado lo mismo de haber sido transformado. Le pidió al espíritu del mar que la regresara a su forma original y ambos se despidieron llorosos pero mutuamente agradecidos por todo lo que se habían dado y compartido.
***
A veces lo que sentimos por alguien nos hace negar nuestra verdadera naturaleza, hacemos lo imposible por estar con esa otra persona, sin importarnos ser fieles a nuestra naturaleza.
En ocasiones al “enamorarnos” tratamos de cambiar por el otro, encajar en su mundo, perder nuestro verdadera esencia, y eso al principio no se ve, no se detecta. Después de un tiempo nos damos cuenta que estamos añorando volver a sentir la libertad y de nuevo ser nosotros mismos. Quitarnos las escamas y volar con nuestras propias alas.
En el cuento se nos invita a reflexionar sobre la perdida de nuestro yo real.
En ocasiones esto nos llevan a relaciones que con el paso del tiempo nos dejan ahogados, y con un sentimiento de que no somos adecuados, como serlo si tu esencia es de otra naturaleza, y eso no es malo, solo es diferente.
Cuando la sabiduría cabe en las dos partes y se dan cuenta de que el verdadero ser del otro, es de otro mundo, de otras necesidades y de otra esencia o ya ha cambiando, comenzamos un viaje de retorno a nosotros mismos, en donde podemos despedirnos con gratitud, quedándonos con lo mejor y siguiendo nuestra vida, cada quien hacia su ser verdadero.
Al principio podrá ser triste pero al despedirse saben que cada quien podrá ser feliz en su verdadero mundo, en el mundo que nutre su yo real.
 Material de Christian Ortiz / http://ladiosaluna.blogspot.mx/ serie cuentos medicinales 2012
IMAGEN: Toni Carmine Salerno "Upon The Ocean Breeze"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada