martes, 26 de junio de 2018

[PODCAST] El arquetipo de “El Amante" y lo masculino herido.

Jeune Homme nu assis au bord de la mer, figure d'étude by Hippolyte Flandrin


El arquetipo de “El Amante" y lo masculino herido.



Cuando oigo la palabra "amante" generalmente pienso en romance o sexo. Pero hay muchos tipos de amor, el amor por mi familia, mis amigos, mi divinidad, y por mi propia vida, y el arquetipo del Amante busca cultivarlos todo con pasión. El Amante es el arquetipo de la emoción, del sentimiento, del idealismo, y de la sensualidad. Como la palabra "amante", sensualidad es a menudo asociada exclusivamente con sexo, pero en realidad tiene una aplicación mucho más amplia. Ser sensual significa estar abierto y usar todos mis sentidos en todas las área de mi vida, tocar, degustar, oler, escuchar y ver, o en otras palabras, experimentar tantas dimensiones de la vida como sea posible, tanto como sea posible.

Así, cuando un hombre entra en la energía del arquetipo del Amante, se siente lleno de energía y vigor y conectado con el mundo y los que le rodean. Un hombre en contacto con el arquetipo del Amante siente profundamente, sean esos sentimientos de alegría o de dolor.

El Amante está en sintonía con las misteriosas fuerzas que subyacen a nuestra existencia cotidiana; este es el arquetipo que alimenta la espiritualidad del hombre, y en el que residen las musas. Cuando siento esos destellos de inspiración o chispas de la creatividad, es la energía del Amante manifiestándose en nuestras vidas. El hombre que toma tiempo para desarrollar este arquetipo experimentará esas corazonadas, intuiciones y premoniciones con más frecuencia que los hombres que no lo hacen.


Un hombre que ha desarrollado plenamente el arquetipo del Amante en su vida también es a menudo adeptos a la lectura de la gente y las señales sociales. Desarrolla empatía con los demás y entiende cómo llevarse bien y conectar con una amplia variedad de personas.


Debido a que el amante es tan animado y sensual, disfruta de todos los placeres de la vida, ya sea la buena comida y bebida, la belleza del arte, o de mujeres hermosas. Este es el arquetipo que estimula mi apetito. Pero estos anhelos no son sólo por los placeres "más bajos" como el sexo y la comida, sino por una vida de significado y propósito. Y en la búsqueda de la libertad para perseguir apasionadamente estos fines, el Amante puede ver los límites y reglas le restringen.



Es por esto que el arquetipo del Amante tiene una relación única con los otros tres arquetipos del varón maduro. Mientras que la energía del Amante busca ser ilimitada, el Rey, el Guerrero, el Mago proporcionan de estructura y disciplina al hombre. Por lo tanto, la pasión del Amante alimenta y potencia esas tres fuerzas vitales, y a su vez, ellas canalizan y aprovechan la energía del Amante de manera sana hacia metas dignas.





ADQUIRIR AUDIMATERIAL COMPLETO EN: 


Rev. Dr. Christian Ortiz

Psicólogo (CUCH), psicoterapeuta con enfoque analítico,  Master en religiones comparadas, Doctor en Filosofía de la Religión,  Sacerdote de la Diosa (Fraternidad de la Diosa), miembro de la Fellowship of Isis (FOI), miembro de C. G. Jung Foundation of New York, conferenciante de la Goddess Conference, certificado en sensibilización en Género (INMUJERES), especialista y diplomado en Prevención y atención de Violencia (UCC ELPAC). Conductor del programa SABER SANAR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario